aprender a vivir

JUGAR A SER DIOS – La Revancha de los Muchos

JUGAR A SER DIOS - La Revancha de los MuchosSaludos de Nuevo Amig@s Espectadores, ¿como están?

Cuantas veces se ha podido interpretar el papel de un Dios imaginario e inventado por el intelecto, incontables ¿no es cierto?. El pretender suplantar identidades es una capacidad que parece hasta innata en el ser humano, todo menos el localizar que es uno en lo real y sus propósitos sin disfraces ni apariencias de alguna clase. Más allá de todo ello está el afán por destacar, lo increíble que puedo llegar a ser de esta forma, derribar metas que hasta entonces parecieron inalcanzables… pero se olvida lo mejor y más prioritario si cabe. Los revanchismos y la falsa competición anhelaron otros caminos pero nada más condujeron a la inutilidad y al desaliento tras comprobar una y otra vez la insatisfacción continua en la que se desembocaba.

Y es que aparentamos ser de otra pasta, pero no dejamos el altar en el que subimos y que por momentos nos condujo a la prepotencia o a la auto importancia desmedida. Se ocultan cosas por jugar a ser Dios, se desbaratan vidas por millones, se acumulan deudas y se sangra a borbotones. Que extraño es el desaliento como causa de ello, que lejanos nuestras pretensiones quedaron por ello. Anuladas las “inigualables” facultades que poseímos, solo quedó la frustración y la sensación de soledad creada por una mente soñadora en ilusiones y desubicada por carencias de sentido o de conciencia. Nada nos ha de preocupar llegado a este momento en el cual se hace imprescindible el renacer de las cenizas(como dijo algún sabio). Nunca Zamora se hizo en una hora y desde luego que en temas de despertar hacia una vida distinta no se puede hacer con precipitación o con ligereza de propósitos.

JUGAR A SER DIOS - La Revancha de los MuchosEs un todo el que aguarda, un aprendizaje ilimitado en esencia si se decide ser constante y continuo en los propósitos. Dejar de lado los extremos que aprietan sin ver más de lo que conviene, dejar del todo al personaje que gritaba “libertad” sin ni siquiera sentir ni saber que se pintaba en todo ese teatro. Nadie podrá realizar ese trabajo por uno mismo, nadie puede ponerse en los zapatos como yo los puedo sentir. Se puede permitir por tanto el paso a Dios que anda por ahí a la espera de que pase tanta vida errante y llegue un poco de visión concreta en la totalidad de las cosas. No es cosa rara el que comiencen a pasar cosas distintas dejando para siempre el timón y lo ingobernable para ese otro que siempre estuvo dispuesto a ayudar y no pudo, a ese otro que pese a mis pesares o a mis falsas esperanzas no dejó ni un momento de estar a mi lado.

Pasen un Estupendo Día y en Paz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .