democracia

LA “TRANSICIÓN” DE 1978 – No Hay Democracia en España

Que existía una gran inquietud por el porvenir político, en los años previos a la muerte del dictador militar, es algo incuestionable e indudable, incluso para los historiadores más afines al poder establecido en España. Hasta entonces, la servidumbre voluntaria de una jerarquía, y el miedo a la política de la mayoría de españoles, había permitido que Franco ejerciera su poder absoluto, durante cuatro décadas, sin recibir apenas resistencia. Pero pasar de una forma de Estado degenerada, la dictadura, a otra idealmente virtuosa como lo es la monarquía, parece ser contrario a las leyes eternas de lo político, descubiertas por los clásicos.

Y el propósito del dictador, era el de imponer una Corona a un rey, que sería traidor a su propio padre, renunciando así al honor característico que fundamenta la monarquía; algo que inicialmente rechazaba LA "TRANSICIÓN" DE 1978 - No Hay Democracia en Españauna insignificante minoría de integristas, pero que era indiferente a la mayoría acomodaticia de accidentalistas. Esta intranquilidad e inquietud afectaba, no únicamente a los más cercanos y privilegiados por el jefe del Estado, sino también a todos los principales actores en la reducida oposición clandestina; la que logró sobrevivir a la represión y los fusilamientos. Por eso, a pesar del secretismo y el silencio informativo en los medios de comunicación para las masas, se hacía cada vez más explícita la acción de una oposición civil. Una oposición motivada entonces, con la posibilidad de llegar a la forma política de la democracia: La libertad política de todos, frente a la ausencia de ella en una dictadura autoritaria.

Una oposición verdadera entonces, que no formaba parte del Estado, y cuyo fracaso final vendría por su pacto con el poder establecido. Esa situación de desconcierto, que ofrecía una esperanza de futuro con libertad política, origina una gran preocupación en los mayores beneficiarios del ejercicio del poder: la élite franquista. No es el amor a la libertad lo que guía a los más recalcitrantes, sino el miedo pánico. El miedo de los vencedores a los vencidos, maneja la búsqueda de una vía para mantener ese control estatal, sobre la clase gobernada. El miedo a la libertad, aboca a los más cobardes a renunciar al liderazgo, para buscar asegurarse en el poder a través de la reforma de lo existente.

“La cobardía es la madre de la crueldad” Antiguo proverbio árabe citado por Michael Montaigne en su obra. (Capítulo XXVII del libro segundo de ensayos).

Algo que evidencia esa cobardía, es la popularización entre la opinión pública de la expresión: ” como no podía ser de otra manera “. Un concepto que comienza a manejarse con frecuencia, y que perdura en LA "TRANSICIÓN" DE 1978 - No Hay Democracia en Españael uso colectivo en nuestros días. A pesar de que en el terreno político de las decisiones esto siempre es falso, sirve para confortar al que no tuvo el valor suficiente para haber hecho lo que se podía y
se debía hacer. Por este motivo, los herederos del poder obtenido en la victoria de la última guerra civil, en una situación de debilidad política, intuyen la necesidad de incorporar, de algún modo, a las principales fuerzas de oposición que podrían causar una situación incierta, en el caso de no ser legalizadas. El miedo, parece no dejar otra salida que la del pacto para repartirse el botín. Y la ambición de los vencidos, conducir a la necesidad de aceptarlo, renunciando así a su lucha por la libertad colectiva.

La oposición renuncia a todas sus ambiciones a cambio de ser legalizada, aceptando la legalidad impuesta por la dictadura anterior. Es en este clima político donde, durante varios años, el prestigioso abogado granadino Antonio García-Trevijano, desarrolla una incesante actividad. Su propósito es el de agrupar y coordinar toda la acción contraria a la dictadura, en una unidad de oposición, dirigida por él, y que sería conocida como “la Platajunta”. Acciones que se van desarrollando en su mayor parte de forma clandestina, pero que persiguen el concurso, más o menos consciente, de diversas formaciones políticas. Algo que debía culminar en un periodo de libertad constituyente en España, que finalmente instituyese la separación de los poderes.

Sin embargo, como ya hemos visto, el terror de quienes heredan el poder de la dictadura se encuentra, LA "TRANSICIÓN" DE 1978 - No Hay Democracia en Españase une a la ambición de tenerlo, de los que hasta entonces habían formado una oposición en favor de la Libertad. Este pacto entre contrarios unidos por el miedo, es lo que se llamó “la transición española” y lo que impidió la democracia y la libertad constituyente de los españoles. Un pacto de unión entre traidores a sus propios principios e ideales. Por este motivo hoy no hay democracia en España.

Lo que fue llamado “la transición española” en 1978, fue realmente una transacción. Un pacto para mantener la unidad de poder, con la misma división de funciones de la dictadura. Un pacto de reparto del botín y de las empresas públicas. Un pacto que funda una oligarquía de Partidos y que impide la democracia. La transacción de 1978 y el texto al que se hizo llamar “la Constitución”, es la causa y el origen de toda la corrupción actual. Existe este grado de corrupción porque no hay democracia en España.

  • Extraído del guión “Frente a la gran mentira” de Atanasio Noriega.

– Audios del Podcast de >>> HISTORIA VIVA “Disfrutar Conociendo” <<< disponibles HISTORIA VIVA - "Disfrutar Conociendo"

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .